Guía infantil

Dentro del compromiso de Vivir con Epilepsia de contribuir a mejorar su calidad de vida de los pacientes con epilepsia, acabamos de publicar dos nuevas guías sobre la enfermedad. Cada una de ellas responde a un tipo concreto de paciente, con sus peculiaridades y necesidades propias. Estas dos guías están orientadas al manejo de la epilepsia en niños y adolescentes, dos segmentos de población en los que este trastorno neurológico es bastante frecuente.

Se calcula que de los 22.000 nuevos casos de epilepsia que se diagnostican cada año, entre el 45% y el 50% se corresponden con niños y adolescentes, por lo que es importante aprender a controlar esta enfermedad en esta población.

 

La epilepsia en adolescentes

La pubertad es una etapa de grandes cambios, algunos de ellos hormonales, que influyen en gran medida en el manejo de la epilepsia, o puede suponer el desencadenante de las primeras crisis.

Pese a que esta condición neurológica no es tan frecuente en la adolescencia como en la infancia, en torno al 18% de las epilepsias ocurren entre los 12 y los 18 años; siendo algunas de ellas típicas de esta edad, como las epilepsias mioclónicas progresivas y algunas crisis generalizadas convulsivas.

Los posibles daños cerebrales y los nuevos hábitos que, algunos chicos, adquieren en la pubertad, como dormir poco, consumir alcohol y tabaco o las fiestas nocturnas, pueden ser desencadenantes de las crisis en esta etapa vital. En este sentido, es importante tener en consideración ciertas recomendaciones que ayudan a mejorar la calidad de vida de los adolescentes con epilepsia.

Para conocer más sobre las manifestaciones de la epilepsia en al adolescencia, su manejo y control de las crisis, así como algunos recursos disponibles para los pacientes, puedes descargarte la Guía de Epilepsia y Adolescentes.

 

La epilepsia en niños

Cuando un niño es diagnosticado de epilepsia, los padres o responsables del menor sienten una gran angustia por cómo afrontar la situación. Y es que no solo se trata de hacer frente a la enfermedad, sino de que el niño la entienda (hay recursos como cómics o cuentos), de que el entorno le comprenda y de poder ajustar la vida familiar a este problema de salud del niño.

El manejo de la epilepsia en los niños, va más allá de la terapia farmacológica, ya que requiere saber qué hacer ante una crisis, y mantener unos hábitos higiénicos relacionados con las horas de sueño, la limitación en el uso de las pantallas, evitar los estados de cansancio, así como el niño se medique solo, etcétera.

Un problema añadido que se da en los niños es cómo afrontar la asistencia al colegio de un niño con epilepsia. El hecho de que esta enfermedad aún siga siendo tabú,  hace que muchos niños tengan que sobrellevar el estigma de la epilepsia. Por eso es importante, formar en los colegios (a profesores y alumnos) y contar con protocolos de actuación de atención.

Para tener a mano información interesante sobre cómo manejar la epilepsia en la infancia puedes descargarte la Guía Epilepsia y Niños.

 

Estas dos nuevas guías suceden a la primera Guía de Diagnóstico y Tratamiento de la Epilepsia, más genérica, y forman parte de un proyecto más ambicioso de Vivir Con Epilepsia en el que está previsto desarrollar nuevos documentos específicos en función del tipo de paciente.

 

 

Aún no hay comentarios

¿Quieres dejar tu comentario?

*campos obligatorios