Blog

5 factores que pueden desencadenar una crisis epiléptica

Existen muchos tipos de epilepsia y cada una suele tener unos síntomas diferentes y puede provocar diferentes crisis epilépticas. Sin embargo, se han identificado algunos factores comunes que pueden desencadenar crisis en las personas que padecen esta enfermedad.

desencadenar una crisis epiléptica

Existen muchos tipos de epilepsia y cada una suele tener unos síntomas diferentes y puede provocar diferentes crisis epilépticas. Sin embargo, se han identificado algunos factores comunes que pueden desencadenar crisis en las personas que padecen esta enfermedad.

1.- Abandonar la medicación:

En la actualidad, existe un porcentaje muy elevado de pacientes que mantienen controlada su epilepsia con la medicación adecuada. Se estima que aproximadamente el 70 por ciento de las personas que mantiene controlada su enfermedad pueden llevar una vida prácticamente normal. Sin embargo, dejar de tomar la medicación, bien por olvido, descuido o abandono, puede producir crisis epilépticas.

2.- Alteraciones de sueño

Una gran parte de los síndromes epilépticos que se conocen, como las epilepsias generalizadas idiopáticas, están relacionados directamente con los ciclos de sueño y con la actividad del cerebro mientras el paciente duerme. Disminuir las horas de descanso habituales de estos pacientes, bien durante un solo día o de forma continuada, puede provocar una crisis epiléptica, de ahí que los expertos alerten de la necesidad de mantener una buena higiene del sueño para estos pacientes.

3.- Sentir estrés emocional

Estar estresado o sentir emociones fuertes son factores que si se asocian a otros factores como cansancio, fatiga o alteraciones de sueño pueden terminar propiciando la aparición de crisis epilépticas. Cuando un paciente tiene grandes preocupaciones, o siente mucha ansiedad o ira son sentimientos extremos desencadenantes de crisis. Evitar esas situaciones y practicar técnicas de relajación o mindfulness pueden ayudar en gran medida a mantener controlada ‘emocionalmente’ la epilepsia.

4.- Consumo de alcohol o drogas

El consumo de alcohol y/o drogas pueden desencadenar el descontrol de un paciente que sufre epilepsia y puede provocarle crisis o incrementar la frecuencia de las mismas. Estas sustancias son estimulantes que afectan directamente a las neuronas aumentando su excitabilidad y, además, pueden interaccionar directamente con la medicación que esté tomando el paciente incrementando o anulando sus efectos. Tampoco hay que olvidar que el alcohol o las drogas pueden alterar el ciclo del sueño del paciente. Todas estas circunstancias pueden provocar crisis epilépticas.

5.- Algunas imágenes y/o luces

Algunos estímulos luminosos, principalmente las luces intermitentes rojas, pueden ser causa de crisis en pacientes que padecen epilepsia fotosensible o epilepsia mioclónica juvenil, aunque también puede afectar a otros pacientes con esta condición. Hay que tener precaución con estos destellos de luz (no solo artificiales, aunque también) principalmente en los niños y adolescentes con epilepsia ya que sus cerebros están más expuestos a estos estímulos.