Blog

5 consideraciones para viajar con epilepsia

Llegan las vacaciones y a mucha gente le apetece tomar estos días de descanso viajando a otros lugares, una actividad que puede limitarse a las personas que tienen una enfermedad crónica, como es la epilepsia.

Llegan las vacaciones y a mucha gente le apetece tomar estos días de descanso viajando a otros lugares, una actividad que puede limitarse a las personas que tienen una enfermedad crónica, como es la epilepsia. Sin  embargo, y tal como ha publicado recientemente la neuropediatra María José Mas en Neuronas en Crecimiento, esta condición neurológica no debe limitarnos para viajar, siempre y cuando tengamos en cuenta una serie de consideraciones.

  1. Conoce bien tu epilepsia. Antes de planificar un viaje es importa conocer el tipo de epilepsia que tiene el paciente, sus características, las crisis y su frecuencia, su evolución y el control que se tiene de la enfermedad.
  2. Informe médico. Es esencial que la persona que tiene epilepsia y quiere realizar un viaje lo haga con un informe de su médico en el que conste su diagnóstico y el tipo de epilepsia que sufre, una descripción de las crisis, el tratamiento que está siguiendo –con la dosis y la posología–, y recomendaciones en caso de descompensación. Una especie de diario de epilepsia.
  3. Elección  del destino. Aunque puede parecer una recomendación de lo más sencilla, no por ello debemos obviar hablar del destino elegido. Hay que tener en cuenta que tengamos acceso a una asistencia sanitaria rápida y adecuada en caso de necesitarla. También es importante llevar anotados los números de emergencia y los centros sanitarios a los que poder acudir en caso de necesitar primeros auxilios.
  4. No olvidar el tratamiento. Llegado el momento de hacer la maleta, es esencial no olvidarnos de llevarnos la medicación oportuna y en cantidad suficiente para todos los días que vayamos a estar fuera. Abandonar la terapia durante el viaje no es una buena idea.
  5. Mantener los hábitos. Finalmente, aunque estemos de viaje no es excusa para abandonar los hábitos que nos ayudan a sentirnos mejor y tener controlada la enfermedad. Continuar con nuestros hábitos alimenticios y de sueño nos ayudará a mantener la epilepsia bajo control y a que podamos disfrutar completamente del viaje.

No obstante y aunque cada paciente es diferente, la doctora Mas ha diseñado un billete de viaje para que las personas que padecen epilepsia tengan una guía que les sirva de ayuda desde el primer momento en el que empiecen a planificar su viaje. Para leer el artículo completo elaborado por la doctora puedes hacerlo en este enlace.

Fuente: Neuropediatría, blog de la Dra. María José Mas.



Autora de la imagen: Neuropediatra María José Mas, todos los derechos reservados.