navidad con epilepsia

La Navidad es una época de celebraciones, largas reuniones familiares, cambio de horarios, compras y regalos. Son muchos cambios y modificación en la rutina diaria que en personas que tienen epilepsia puede ser un desencadenante de una crisis epiléptica. Por ello, durante estas fechas es importante tomar ciertas precauciones para prevenir los factores que pueden propiciar la aparición de las crisis. ¿El objetivo? disfrutar de las fiestas con normalidad junto a familiares y amigos.

Para ello basta con tomar ciertas precauciones y seguir algunos consejos que aquí te contamos:

1. No abandonar el tratamiento

El cambio de rutinas, las fiestas y las celebraciones pueden conllevar el olvido en la toma de la medicación o, incluso, en su abandono durante unos días, pero es un aspecto que debes intentar evitar a toda costa. La adherencia al tratamiento es uno de los factores más relevantes para prevenir las crisis, de hecho, se estima que un seguimiento deficiente puede aumentar en un 21% el riesgo de sufrir una crisis.

Recuerda que con el tratamiento adecuado alrededor del 70% de las personas con epilepsia pueden llevar una vida completamente normal exentos de crisis. Por lo tanto, utiliza recordatorios, implica a familiares o hazlo siempre a la misma hora, lo que mejor te funcione, para no olvidar la medicación.

2. Beber con moderación

En Navidad es fácil pasarse con el consumo de alcohol. Las fiestas con los amigos, las celebraciones de empresa, las comidas familiares siempre van asociadas a los brindis que, normalmente, se hacen con alcohol. Según algunos estudios, más de dos bebidas al día (un par de cervezas o copas de vino) pueden cambiar los niveles en sangre de los medicamentos antiepilépticos, aumentando el riesgo de sufrir una crisis epiléptica.

El consumo de alcohol o drogas aumenta la excitabilidad de las neuronas y puede interaccionar con los medicamentos antiepilépticos incrementando o anulando sus efectos, por lo que lo más prudente es consumirlos con moderación.

3. Evitar el exceso de luces navideñas

Las luces navideñas y su exceso pueden ser un problema para algunas personas con epilepsia. Entre el 3% y el 5% de los pacientes con esta condición neurológica sufren epilepsia fotosensible, es decir que los estímulos visuales, principalmente las luces intermitentes rojas, pueden originar una crisis. Esta situación suele darse con mayor frecuencia en niños y adolescentes. Aunque no es habitual, las luces navideñas pueden causar una crisis en personas con fotosensibilidad extrema, es recomendable tener precaución en cuanto a la exposición a fuentes lumínicas, especialmente las parpadeantes y de alta intensidad. De igual modo, ojos con las luces de las discotecas, los flashes de las cámaras de fotos, los videojuegos...

4. Controlar el estrés

La Navidad es época de reencuentros, fiestas y celebraciones. La epilepsia es una enfermedad crónica que cursa con crisis epilépticas. El no saber cuándo se va a producir una crisis provoca estrés psicológico a los pacientes sin embargo, el estrés por sí mismo que pueden acarrear estas fiestas también puede ser un desencadenante de una crisis. En este sentido, es recomendable planificar con antelación las celebraciones, las comidas y las compras navideñas para evitar agobios, así como practicar técnicas de relajación.

5. Mantener un buen descanso

Los patrones regulares de descanso son importantes para las personas con epilepsia. El insomnio y los problemas del sueño se relacionan con el aumento de los niveles de “hormonas del estrés“, como la noradrenalina y el cortisol, lo que puede dar lugar, entre otras circunstancias, a la aparición de crisis epilépticas.

Es habitual durante las reuniones navideñas que las celebraciones se alarguen y se trasnoche más de la cuenta por lo que no olvides mantener una buena higiene del sueño.

Como recomendación final para mantener a raya a la epilepsia en Navidad, es recomendable ir acompañado o tener cerca de alguien que conozca a la persona con epilepsia y, sobre todo, que sepa qué hacer si tiene una crisis epiléptica.

Aún no hay comentarios

¿Quieres dejar tu comentario?

*campos obligatorios