¿Qué debe saber acerca de los medicamentos para tratar las crisis epilépticas?

Algunas personas experimentan efectos secundarios con los fármacos antiepilépticos. Otras no.

Los medicamentos pueden controlar las crisis epilépticas en la mayor parte de niños y de adolescentes. A continuación se refieren algunos datos que usted debe conocer sobre estos medicamentos:

  • La mayor parte de medicamentos antiepilépticos se comercializan en forma de comprimidos, jarabe o cápsulas.
  • Es posible que el niño tenga molestias de estómago durante los primeros días o semanas al comenzar el tratamiento. En ese caso consulte al médico, al que debe preguntar qué debe hacer si se olvida alguna dosis del medicamento.

Información sobre los efectos secundarios

Todos los medicamentos pueden inducir efectos secundarios, pero la mayor parte de los niños toleran perfectamente dichos medicamentos. En cualquier caso, debe vigilarse el padecimiento de efectos adversos digestivos, en la piel, en el rendimiento escolar, en el sueño, en el apetito, etc. Pregunte al médico los efectos potenciales más frecuentes del medicamento que toma el niño y qué hacer si aparecen dichos efectos secundarios.

Los medicamentos pueden controlar las crisis epilépticas en la mayor parte de niños y de adolescentes.

Lo que usted debe saber cuando el niño toma un medicamento antiepiléptico

Asegúrese de entender cómo debe tomar el medicamento el niño.

Utilice este listado cuando el niño reciba un nuevo medicamento, haga lo que indica cada pregunta y marque la casilla correspondiente:

  • ¿Le informó al médico de todos los medicamentos que toma el niño habitualmente?
    • De venta con receta.
    • De venta libre (sin receta).
    • Vitaminas u otros fármacos.
  • ¿Le indicó al médico la historia completa del niño? ¿Le mencionó las alergias que el niño pudo haber tenido?
  • ¿Entendió usted perfectamente la cantidad de medicamento que debe tomar el niño y como administrarlo a lo largo del día?
  • ¿Preguntó al médico qué hacer en caso de olvido de alguna dosis del medicamento?
  • ¿Habló con el médico sobre los efectos secundarios potenciales del medicamento?
Nota: asegúrese de que el niño o el adolescente no consume alcohol (cerveza, vino, etc) ni drogas (marihuana u otras).

Es importante que no deje de dar el medicamento al niño, ni cambie su dosificación, sin hablar antes con el médico.

En las epilepsias es fundamental dar los medicamentos regularmente, sin olvidar ninguna toma de los mismos, pero en modo alguno está justificado el seguir un horario rígido. Ésto solo conlleva empeoramiento de la calidad de vida y neurotización de los pacientes y de sus familiares. Los medicamentos deben darse coincidiendo con las comidas, para reforzar el recuerdo de las tomas, de modo que se asocian al desayuno y cena, o al desayuno comida y cena, independientemente del horario variable de dichas comidas de unos a otros días.

Las crisis epilépticas es muy importante que el niño y el adolescente tomen regularmente la medicación, sin olvidar ninguna toma de la misma.

Consejos para tomar el medicamento regularmente

  • Administrarlo siempre durante las comidas (desayuno, comida, cena), siendo indiferente el tomarlo antes, durante o después de las mismas.
  • Utilizar un pastillero para un día y un pastillero para una semana, que ayudan especialmente en los viajes o estancias fuera del ambiente habitual.
  • Utilizar el Diario de Crisis.
  • Repartir la dosis diaria en dos tomas, en desayuno y comida. Es excepcional el necesitar el reparto de la dosis diaria en tres tomas, actitud que debe rechazarse especialmente cuando el niño come en el colegio.
  • En el caso excepcional de tener que tomar medicación al mediodía en niños que comen en el colegio, debe informarse adecuadamente a los profesores y cuidadores de la importancia de que no pierdan ninguna toma de medicación.