Preguntas frecuentes sobre la epilepsia

Encuentre respuestas a algunas dudas habituales sobre la epilepsia.

¿Qué es el aura?

El aura es la sensación que experimenta una persona plenamente consciente de que inmediatamente después va a padecer una crisis parcial o una crisis generalizada. En muchos casos, el aura es el preludio de la pérdida de consciencia, por lo que puede considerarse como algo positivo ya que permite al paciente tomar precauciones.

En realidad, el aura es una crisis epiléptica parcial que está a punto de extenderse, aunque no todas las auras se convierten en crisis graves. Algunas auras consisten en un olor o gusto extraño, sensación de miedo, de enfermedad o incluso, de bienestar.

¿Qué es el estatus epiléptico?

Es la crisis epiléptica que se prolonga más de 30 minutos. Lo más habitual en estos casos es que se produzca una sucesión de crisis breves (que duran más de 30 minutos) sin que el paciente recupere la consciencia entre ellas.

¿Cómo se puede tratar una crisis epiléptica?

El principal tratamiento para combatir la epilepsia se basa en la utilización de fármacos antiepilépticos, que se administran en monoterapia o con la aplicación simultánea de varios medicamentos (terapia combinada). Los datos actuales apuntan a que cerca del 70% de los pacientes pueden llevar una vida plena si respetan el tratamiento farmacológico. Otros tratamientos alternativos incluyen cirugía, dieta cetógena o estimulación del nervio vago, aunque son aplicables sólo a una pequeña parte de los pacientes con epilepsia.

¿Qué pasa si la medicación no consigue frenar la aparición de crisis?

Existen casos en los que las crisis se originan en una parte del cerebro que se puede tratar con cirugía en lugar de fármacos. Otras veces, los medicamentos no logran controlar con totalidad las crisis y, si se han probado diferentes antiepilépticos sin resultado, es posible que el médico se plantee realizar una operación. La cirugía también es una opción recurrida para eliminar la causa de las crisis, por ejemplo, un tumor cerebral. A día de hoy, son muy pocos pacientes los que pueden beneficiarse de este tratamiento alternativo a la terapia farmacológica.

Mi hijo tiene epilepsia ¿podrá disfrutar de una vida plena?

Los expertos afirman que las herramientas de las que se valen actualmente para el diagnóstico infantil, tales como el electroencefalograma, permiten reconocer a tiempo el 70% de epilepsias y que los nuevos tratamientos farmacológicos controlan hasta el 70% de los casos diagnosticados y mantener “latente” la enfermedad, de forma que los pacientes no padezcan ningún síntoma epiléptico. En la mayoría de los casos diagnosticados de epilepsia, el paciente puede desarrollar una vida totalmente normalizada.

He tenido una crisis epiléptica, ¿tengo epilepsia?

No; haber padecido un episodio epiléptico no lo convierte automáticamente en un paciente con epilepsia. Oficialmente, no se considera epilepsia hasta que no se produzca una segunda crisis epiléptica.