Como paciente, es importante que colabore con médicos y otras personas de su entorno que pueden ayudarle a controlar su epilepsia.

Necesita trabajar con su equipo de atención médica, que desempeña un papel esencial en el control de su epilepsia.

Los profesionales de la salud

Los médicos, especialmente aquellos especialistas en Neurología, saben lo que deben hacer a fin de controlar las crisis epilépticas. Pero para ello, necesita saber cierta información sobre su tipo de epilepsia, que muchas veces sólo usted conoce (o las personas que trata habitualmente). Todos juntos, permiten desarrollar un plan de trabajo en el tratamiento de su epilepsia.

Informe a su médico como le está yendo. Use el Diario de crisis para anotar los datos importantes. Y no olvide llevar su diario a las visitas con el médico. Además, suele ser útil que lleve consigo anotadas las preguntas que pueda tener o los problemas con los que se ha encontrado.

En ocasiones, además de su neurólogo puede ser necesario conocer la opinión de otros especialistas, para poder tratar mejor su epilepsia. Entre estos especialistas, pueden encontrarse psicólogos y/o psiquiatras, especialmente en caso de haber problemas de ánimo importantes.

Parientes y amigos

Ayude a su familia y amigos a entender su epilepsia y la mejor manera de manejarla. Hable con ellos acerca de las crisis epilépticas. En muchas ocasiones, es aconsejable que acudan con usted a la visita con su médico para que les pueda explicar aspectos en los que tengan dudas.

Recuerde que…

La epilepsia no tiene porqué controlar su vida. Usted puede seguir llevando una vida activa. El hacer que su plan de tratamiento forme parte de su agenda diaria le ayudará a llevar una vida mejor. La epilepsia será parte de su vida, pero sólo una parte.