Blog

El deporte proporciona beneficios físicos y psicológicos a los pacientes con epilepsia, y les puede ayudar a controlar las crisis

Hacer deporte no está reñido con manejar adecuadamente la epilepsia, de hecho participar en deportes organizados proporciona beneficios físicos y psicológicos a los pacientes que padecen esta condición neurológica y, por tanto, pueden incorporar el deporte a sus vidas de forma segura.

Hacer deporte no está reñido con manejar adecuadamente la epilepsia, de hecho participar en deportes organizados proporciona beneficios físicos y psicológicos a los pacientes que padecen esta condición neurológica y, por tanto, pueden incorporar el deporte a sus vidas de forma segura. Así se desprende de un estudio publicado por la Academia Americana de Neurología [1]. Además, la evidencia científica disponible sugiere que hacer ejercicio físico y practicar deportes de forma activa puede ayudar a controlar las crisis epilépticas, tal como se recoge en el documento de consenso publicado recientemente por la Liga Internacional Contra la Epilepsia (ILAE, por su siglas en inglés) [2].

“Aunque históricamente se restringía el deporte en este tipo de pacientes, hoy los estudios indican que hacer deporte produce efectos médicos y psicosociales positivos para las personas que padecen epilepsia, incluyendo la mejora de la autoestima, la socialización y la mejora de la salud en general a largo plazo”, tal como ha explicado el doctor Joaquín Ojeda, neurólogo especialista en epilepsia del Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid.

Unos datos que ha ofrecido en la presentación de la VII edición de la campaña ‘Conocer la Epilepsia nos Hace Iguales’, impulsada por la Federación Española de Epilepsia (FEDE) y la compañía biofarmacéutica UCB, y que cuenta, por tercer año consecutivo, con el apoyo de la Fundación del Atlético de Madrid.

El principal objetivo de esta campaña es formar a los escolares sobre la epilepsia y fomentar la práctica del deporte en los niños que padezcan la enfermedad. Gracias a la colaboración de la Fundación del club rojiblanco, este año se ha contado con la participación del defensa del Atlético de Madrid, Diego Godín, quien protagoniza un vídeo en el que se trata de normalizar la epilepsia y eliminar tabúes que la rodean.

Asimismo, los más de 1.000 chicos que participan en las escuelas de fútbol de la Fundación Atlético de Madrid también se han sumado a esta campaña de concienciación que, desde que se puso en marcha, ha llegado a más de 100.000 niños de cerca de 5.000 colegios de toda España.

El presidente de la Federación Española de Epilepsia (FEDE), José Luis Domínguez, ha subrayado la importancia de este proyecto: “Es clave que los niños conozcan la enfermedad desde pequeños y sepan exactamente cómo actuar frente a una crisis epiléptica. Gracias a la campaña muchos niños ya conocen qué es la epilepsia y seguro que lo transmitirán entre sus amigos y familiares. De este modo, entre todos, conseguiremos desmitificar la epilepsia y a fomentar la integración de los niños que conviven con esta enfermedad”.

Por su parte, el director general de UCB Iberia, Jesús Sobrino, ha señalado: “en UCB estamos plenamente comprometidos con las personas que viven con epilepsia, por ello promovemos y apoyamos iniciativas que ayudan a eliminar el estigma social de esta enfermedad. En este caso, estamos convencidos de que el ámbito escolar representa el mejor entorno para llevar a cabo este tipo de campañas”. También ha destacado el papel de la Fundación Atlético de Madrid durante estos tres años que ha servido como altavoz de esta iniciativa para generar un mayor impacto social.

Deporte Beneficios Epilepsia


[1] Kevin E. Crutchfield, MD. Managing Patients With Neurologic Disorders Who Participate in Sports Activities.  2014, American Academy of Neurology. Continuum (Minneap Minn) 2014;20(6):1657–1666

[2] Giuseppe Capovilla, †Kenneth R. Kaufman, ‡Emilio Perucca, §Solomon L. Mosh_e, and Ricardo M. Arida. Epilepsy, seizures, physical exercise, and sports: A report from the ILAE Task Force on Sports and Epilepsy. Epilepsia, 57(1):6–12, 2016 doi: 10.1111/epi.13261