Blog

Artículos en torno a la Epilepsia

12 comentarios

Hoy en día nadie duda de que la figura de los pacientes ha evolucionado hacia personas que se involucran en la evolución de su enfermedad y son protagonistas en la toma de decisiones sobre su propia salud. Un gran avance que contribuye a optimizar el manejo de la epilepsia y a incrementar la calidad de vida del propio paciente.

La epilepsia es una condición neurológica, cada vez, más conocida. Sin embargo, las personas que la sufren aún siguen experimentando el rechazo de una parte importante de la sociedad. Por ello es fundamental informar y formar a la población de lo que es la enfermedad y, sobre todo, cómo actuar de la manera más adecuada si nos encontramos con una persona que, de repente, sufre una crisis epiléptica.

El Síndrome de West es una encefalopatía (alteración cerebral) epiléptica dependiente de la edad. En la mayoría de los pacientes, en el 90 por ciento, se inicia durante su primer año de vida y se calcula que afecta a uno de cada 4.000-6.000 nacidos. Se trata de una enfermedad neurológica rara y pertenece al grupo de las llamadas “encefalopatías epilépticas catastróficas”.

Analizar las ondas cerebrales para predecir las crisis epilépticas, ese es el objetivo que se han marcado Stefan Harrer, un investigador de IBM en Australia, junto con neurólogos de la Universidad de Melbourne. Para ello, se han puesto manos a la obra para desarrollar un sistema informático capaz de analizar las ondas que se producen en el cerebro.

Un sueño reparador en calidad y en cantidad es fundamental para la buena salud y calidad de vida de cualquier persona. Más importante lo es aún para las personas que padecen epilepsia, ya que las alteraciones en el sueño pueden ser desencadenantes de episodios epilépticos.